martes, 27 de octubre de 2015

AH! ¿PERO ESO ES TRABAJO?

Queridos flechilectores, la entrada de hoy va dedicada a toda la gente que trabaja de forma de creativa ya sean wedding designers, diseñadores gráficos,fotógrafos, bloggers, pintores, actores, maquilladores, tatuadores, emprendedores varios... y a aquellos que no trabajan de forma creativa, pero que podrían hacerlo, ¿por qué? porque seguro que todos ellos han sentido alguna vez lo que siento yo muchos días...

Mucha gente cree que lo que hacemos no es trabajar. Si señores yo, que me paso el día frente a un ordenador o en el taller o mirando mi móvil ¡estoy trabajando! y además me gusta, me lo paso bien, me divierto, aunque a veces también lloro, me frustro o estreso. 
Pero parece ser que si no estas puteado (hablando mal) no estás trabajando, que si no odias ir a currar, no estás trabajando, que si te gusta lo que haces o si trabajas desde tu casa, no estás trabajando. La premisa de "trabajar es sufrir" se extiende como la peste. Inculcamos esto a nuestro niños, que hacen los deberes amargados (lo sé de buena tinta, porque a parte de wedding planner soy profe, que suele requerir también mucho arte...) sin ganas y obligados. Educamos en la amargura. Y algunos dirán que claro, que si no los niños se hacen vagos y no entienden la dureza de la vida...¡Por diós! es que no iríais todos mucho mejor a trabajar (y rendiríais mucho más) si el trabajo fuera entretenido, hubiera un ambiente agradable, los compañeros y jefes os trataran bien, si cobrarías lo que sabéis que valéis y merecéis... Pero en fin, que me desvío y me enciendo con la educación...


Cuando uno es creativo, artista, emprendedor, autónomo, freelance o lo que queráis, tiene la "suerte" de poder valorar su trabajo. ¿Por qué digo "suerte"? por que hay muchos que tenemos miedo de salir al mundo, de contarles lo que hacemos...y de lo "feo", ponerle un precio. Si ya has empezado con esto oirás comentarios del tipo "eso lo hace cualquiera" "tampoco es para tanto lo que hace para lo que cobra", "ya ves tú, cuatro tablas" etc, etc, etc...Pasa de esto, si creen que saben no tienen más que probar. Evidentemente la gente que no valora tu trabajo no es tu cliente potencial, ¡Bye, bye! Pero hay algo que hay que tener bien claro: 
El primero que ha de valorar tu trabajo eres TÚ MISMO. En los trabajos creativos no podemos competir por precio, sería absurdo (sabemos que barato es sinónimo de poca calidad en la mente de todos y estaríamos diciendo que nuestras ideas son de baja calidad) pero podemos competir por calidad, diferencia, personalidad... No es malo vender, no por vender somos aves de rapiña dispuestas a todo. Estamos intercambiando servicios con personas que les interesa lo que hacemos,  que lo valoran, que les gusta, para después nosotros comprar otras cosas de otras personas que nos interesen. 

Amigos emprendedores, ¡¡¡¡¡¡NO ES MALO TRABAJAR EN LO QUE NOS GUSTA Y ADEMÁS ES TRABAJAR!!!!!!! Valemos por nuestras ideas, por nuestra mente, por lo que hacemos bien y sería horrible que, por miedo, privásemos al mundo de nuestras capacidades, de lo que nos hace especiales. No es egoísta trabajar en lo que queremos y sabemos hacer, lo egoísta sería no hacerlo. 

Adelante, hoy es el día, ¡lánzate! enséñales a todos lo que sabes hacer y sobre todo quiérete muuuuuuuuuuuuucho. 

He dicho. 


Eva ;) 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...